Circulación de virus respiratorios se acrecienta por humedad en el aire e incremento de lluvias

Circulación de virus respiratorios se acrecienta por humedad en el aire e incremento de lluvias
Debido a que desde septiembre las lluvias constantes azotan a Bogotá y se ha incrementado la humedad en el ambiente, la circulación viral, con predominio del Virus Sincitial Respiratorio en 52% y de la Influenza A en 36%, propicia el riesgo de transmisión de infecciones respiratorias agudas (IRA), situación que afecta, principalmente, a menores de 5 años y a adultos mayores de 60 años.
Según el pronóstico del Ideam, el incremento en las precipitaciones se mantendrá durante octubre y noviembre, por tal razón, la Secretaría Distrital de Salud (SDS) advierte a los ciudadanos que deben intensificar las acciones de prevención y de protección personal, cómo el lavado frecuente de las manos, para disminuir la circulación de los virus y la morbilidad y la mortalidad por causa de las IRA.
Las medidas de prevención se deben adoptar en viviendas, jardines infantiles, colegios, universidades, espacios sociales y de trabajo e instituciones prestadoras de servicios de salud. Estas son las principales recomendaciones:
• Manténgase abrigado y evite los cambios bruscos de temperatura. Cúbrase la nariz y la boca al salir de lugares cerrados.
• Lávese las manos con agua y jabón de manera frecuente y correcta, en especial, después de sonarse, toser, estornudar o ir al baño.
• Use tapabocas si tiene tos o gripa, para evitar contagiar a otros. Cúbrase boca y nariz al estornudar o toser, con un pañuelo o el brazo, nunca con la mano.
• Ventile los espacios cerrados para atenuar la concentración y transmisión de los virus.
• Hidrátese para evitar que las secreciones se concentren y permanezcan en el cuerpo.
• Duerma al menos siete horas al día para regenerar su cuerpo y fortalecer las defensas. Adopte una alimentación sana y equilibrada.
• Los menores de 2 años de edad, gestantes y adultos mayores de 60 años deben vacunarse contra la influenza.
• Asegure la lactancia materna exclusiva a los menores de 6 meses.
La influenza es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que puede generar complicaciones graves como la neumonía, empeorar condiciones crónicas de salud como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y hasta provocar la muerte.
Durante 2019 se han registrado 1.328.649 atenciones por infecciones respiratorias en los diferentes servicios de salud de Bogotá, siendo la mayoría en menores de 5 años y adultos entre 20 y 39 años.
La SDS ha vacunado contra la influenza este año a 183.167 niños entre seis y 23 meses de edad y alrededor de 184.000 adultos mayores de 60 años.
 Más de 47.000 bebés menores de 2 años aún están pendientes por recibir la dosis.

La influenza es diferente al resfriado y las personas enfermas pueden transmitir el virus sin aún haber presentado los síntomas, entre ellos: fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, mucosidad nasal, dolores musculares, dolor de cabeza, fatiga y en algunos casos, principalmente en los niños, vómito o diarrea. La probabilidad de transmitir el virus es mayor en los primeros cuatro días de haber aparecido la enfermedad.

By Wilson Castiblanco

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: