Aumentar a 9000 toneladas de residuos aprovechados cada semana con el apoyo de los recicladores, es el desafío que Bogotá lanza a sus habitantes

La cuarentena extendida hasta el próximo 28 de febrero, se convierte en una oportunidad para aprender a separar mejor los residuos generados, aumentar el reciclaje y disminuir la cantidad de toneladas que son enterradas en el relleno sanitario Doña Juana, así lo manifestaron las secretarías distritales de Ambiente, Hábitat y Cultura, además de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, UAESP.

La Secretaría de Ambiente y la UAESP se sumaron así al desafío que le lanzaron a los bogotanos un grupo de niños habitantes del barrio El Mochuelo de Ciudad Bolívar, para lograr una correcta separación en la fuente, aprovechar los residuos, ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, mitigar los impactos negativos sobre la calidad del aire y el agua, y permitir que 24.000 recicladores subsistan con este oficio en la ciudad.

El reto consiste en pasar de las 8400 a 9000 toneladas de residuos aprovechados a la semana, en especial porque en “estos días de cuarentena por localidades es el momento de impulsar cambios profundos desde pequeños actos”, con cultura ciudadana para transformar a Bogotá en el marco del “Reto 2 Semanas”, así lo indicó el Secretario de Cultura, Nicolás Montero, en apoyo a esta iniciativa.

De esta manera la Administración de la alcaldesa Claudia López presentó la campaña “La basura no es basura”, con la que se promueve el manejo sustentable de residuos, “reduciendo el impacto negativo sobre los habitantes vecinos al relleno y las fuentes hídricas como el río Tunjuelo», señaló la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos -UAESP-, Luz Amanda Camacho.

Este nuevo aislamiento con el que recibimos el 2021 permite utilizar el tiempo en los hogares para conocer y aprender cómo separar adecuadamente los materiales que pueden ser utilizados como insumos de nuevos productos y tener una segunda oportunidad.

“Hay algunos envases y empaques que podemos reutilizar en nuestra casa. Cuando definitivamente no los vayamos a utilizar debemos lavarlos y disponerlos en la bolsa blanca. Estos recipientes pueden entrar a una segunda cadena productiva y convertirse en nuevos productos. La basura no es basura”, puntualizó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Redacción: Raúl Benítez Ortega – Periodista  

By Wilson Castiblanco

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: