Nuevos acuerdos de conservación de la reserva Thomas van der Hammen

La Administración de la alcaldesa, Claudia López, logró tres nuevos acuerdos de conservación en 33.85 hectáreas (ha) dentro de la reserva Thomas van der Hammen. Con esta firma, el Distrito llega al 50 % de la meta contemplada en el Plan de Desarrollo, de implementar acciones y procesos de restauración en 100 (ha) de este ecosistema. 

Descubren una nueva clase de orquídea terrestre en la Reserva van der Hammen

“Avanzamos en nuestra meta del Plan de Desarrollo de alcanzar las 100 hectáreas. Les hemos pedido, no que se vayan, sino que dentro de las áreas disponibles en su predio nos cedan ciertos espacios para que vayamos construyendo conectividad ecológica entre los diferentes predios y que en esas áreas de cesión hagamos mayor reverdecimiento y arborización con las especies que consideramos más adecuadas en esa zona y las más adecuadas son las de ese bosque más antiguo, que ha permanecido todo el tiempo, como lo es el de Las Mercedes” señaló la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

El primer acuerdo se firmó en diciembre de 2020 con los propietarios de la hacienda La Conejera, para la conservación de 19,24 hectáreas. El avance también se logró con un privado que confió y se interesó en trabajar de la mano con el Distrito para la consolidación conjunta de la reserva Thomas van der Hammen, área fundamental en la conservación de áreas de especial importancia ambiental en el borde norte de la ciudad.

¿A qué se comprometieron los firmantes?

Los firmantes se comprometieron a implementar acciones específicas de conservación en sus predios. 

Inversiones agropecuarias Jaramillo Mejía – INAJAME & CIA S.A.S. en conjunto con Flores Sagaro: trabajarán en consolidar la conectividad ecológica entre el bosque Las Mercedes y las áreas colindantes, construirá un vivero y realizará procesos de restauración en los diferentes corredores ecológicos

Flores de Los Andes realizará adecuaciones en los reservorios existentes y creará uno para el almacenamiento de agua lluvia.

La comercializadora internacional Sunshine Bouquet Colombia S.A.S implementará prácticas productivas sostenibles como invernaderos y sistemas silvopastoriles, asimismo, realizará un desmonte progresivo y parcial de una parte de los invernaderos para orientarlos a procesos de conectividad ecológica y restauración.

Estos acuerdos permiten proteger, conservar y asegurar la conectividad ecológica de la reserva entre los Cerros Orientales y el río Bogotá, contribuyen a la conectividad ecosistémica de áreas con especial importancia ambiental, al cuidado y mantenimiento de las condiciones naturales del suelo, al aumento de los hábitats para la fauna y flora, y el incremento en la oferta de los servicios ecosistémicos del sector. 

Audio de secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia

“Como hemos mencionado, los acuerdos de conservación son una herramienta para trabajar con los propietarios de suelo en la reserva forestal regional productora Thomas van der Hammen, que tiene más de 1300 hectáreas para poder mejorar la sostenibilidad de los sistemas productivos en esta reserva, que es productora, y para también tener conectividad ecológica que efectivamente sirva para cumplir con la función natural que tiene, que es conectar los Cerros con el río Bogotá y con toda la sabana de Bogotá para mejorar nuestros servicios ecosistémicos y las condiciones y biodiversidad”, indicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

La meta de esta Administración es implementar acciones y procesos de restauración en 100 hectáreas de la reserva, lo que incluye no solo acuerdos de conservación, sino también adquisición predial, entre otras figuras.

En la actualidad se está trabajando en nuevos acuerdos con más propietarios de predios privados, en la identificación y priorización de áreas que contienen valores ecosistémicos y ambientales, en la elaboración de portafolios de estrategias de conservación a implementar y en la caracterización de actores clave para desarrollar procesos participativos. 

¿Qué es un Acuerdo de Conservación?

Es un acuerdo voluntario entre dos o más actores que busca preservar, restaurar y realizar usos sostenibles de la biodiversidad, así como generar conocimiento ambiental, garantizando el bienestar de los ciudadanos.

Los recursos para ejecutar estas acciones provienen de fuentes financieras del Estado y alianzas con privados. Los proyectos buscan principalmente conservar las condiciones ambientales de los ecosistemas en los que se firman.

Fuente Alcaldía de Bogotá

By Alejandra Ríos Corredor

Related Posts