Los zancudos se están comiendo a los residentes de la Gaitana, Toscana, Lisboa, Villa Cindy y Salitre Suba

Los zancudos se están comiendo a los residentes de la Gaitana, Toscana, Lisboa, Villa Cindy y Salitre Suba

La proliferación de zancudos en Suba, tiene cansados a sus habitantes. El fuerte invierno en la localidad ha generado el incremento de estos insectos han tenido que soportar las consecuencias del alto nivel de contaminación en el humedal Juan Amarillo, la Quebrada La Salitrosa y Río de Bogotá.

Estos tres sistemas hídricos en Suba, han generado problemas de contaminación por parte de la comunidad que vive en los alrededores de la zona, donde se ha convertido también en la principal amenaza para niños, jóvenes y adultos, muchos de ellos afectados por enfermedades respiratorias.

«La situación es muy complicada, la plaga de zancudos es un problema de nunca acabar», dicen los damnificados. “En los meses más lluviosos se forman criaderos temporales, según José quintero residente del barrio Salitre Suba, entre septiembre, octubre y noviembre la densidad de zancudos es muy alta donde afecta mucho a la población infantil y adulta mayor”.

“Los mosquitos tienen su pista de despegue en lugares húmedos, que es donde sobreviven y proliferan. Las hembras solo dejan sus huevos en el agua, ya sea corriente o estancada. Así que ya sabes por qué sobrevuelan las fuentes, charcas, pantanos o recipientes con agua” señaló Claudia Gómez residente de la zona.

Los residentes de la zona piden presencia de Salud Pública para que se adelante una campaña de fumigación en los humedales Juan Amarillo, Córdoba, La quebrada La Salitrosa y el Río Bogotá para mitigar enfermedades en el sector.

By Samantha Herrera

Related Posts