“La mujer del columpio” vuelve a ser parte integral del patrimonio de Suba

“La mujer del columpio” vuelve a ser parte integral del patrimonio de suba

El 24 de octubre la escultura denominada “La mujer del columpio” ubicada en la localidad de Suba, regresó nuevamente a su lugar original, después que el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural realizó su desmonte preventivo por afectaciones causadas en el mes de agosto de 2021. El proceso de restauración fue adelantado por el restaurador de bienes muebles Temístocles Suarez y el autor de la obra, el maestro Emiro Garzón Correa, con la supervisión del IDPC.

Durante dos meses, el restaurador de bienes muebles Temístocles Suarez y su equipo de trabajo junto con el maestro Emiro Garzón Correa, se encargaron del proceso de restauración de la escultura, consistente en la reintegración de la pierna y los lazos del columpio la escultura, además de otros procesos técnicos que garantizan la estabilidad de la obra. La escultura ya se encuentra instalada nuevamente en su pedestal, para el disfrute de la comunidad.

ANTECEDENTES

El día 30 de agosto del 2021 el equipo de Bienes Muebles y Monumentos de la Subdirección de Protección e Intervención del Patrimonio del IDPC, recibió por parte de la comunidad de Suba la información que había sido afectada dicha escultura, ubicada en el separador de la Avenida Suba con carrera 77, barrio Altos de Suba, localidad de Suba.

El IDPC adelantó la respectiva visita técnica, durante la cual se evidenció que la escultura en bronce fundido que representa la figura femenina de cuerpo entero sentada le había sido cortada y extraída una de sus piernas, además de los lazos del columpio donde se encontraba sentada.

Por lo anterior y debido a casos de hurtos similares que se presentaron en la zona, el IDPC como medida de gestión del cuidado y protección del patrimonio, realizó el desmonte preventivo de esta escultura e inició el proceso de restauración mediante el uso de la póliza con la que cuenta esta entidad.

SOBRE “LA MUJER DEL COLUMPIO”

“La mujer del columpio” es una obra del escultor Emiro Garzón, nacido en Belén de los Andaquíes (Caquetá) en 1950. Su obra se ha caracterizado por hacer tributo especial al erotismo y a la voluptuosidad femenina. Esta es una muestra depurada de la técnica de fundición a la cera perdida, con la cual ha creado la mayor parte de sus obras.

Sus esculturas recrean acciones de la vida cotidiana y en varios de ellos usa artificios que le permiten generar en la obra la sensación de levedad y dinamismo. En 1996, le fue comisionada una obra para decorar la Avenida Suba por la alcaldesa de la localidad, Martha Rocío Pinzón. Garzón proyectó una escultura de una mujer meciéndose en un columpio para poder simbolizar, a partir de una imagen sencilla, la identidad de Suba como un espacio natural, de recreación y alegría.

Algunos habitantes del sector consideran que el monumento representa a una mujer indígena muisca, lo anterior, en consonancia con los procesos de recuperación de la identidad étnica de las comunidades muiscas de Suba.

By Samantha Herrera

Related Posts