Kaand: La editorial subana que piensa en las personas con discapacidad

Karen Alonso, docente y fisioterapeuta subana especializada en neurociencia y junto a su esposo Carlos, un animador e ilustrador, quien casualmente tiene el mismo apellido, fundó la empresa Kaand.

Una editorial con enfoque diferencial, pues a través de sus libros busca convertirse en una herramienta terapéutica, de formación y de entretenimiento, no solo para la población con discapacidad, sino también para sus cuidadores y estudiantes no discapacitados de distintas disciplinas.

La idea surgió en 2015, cuando Karen se encontraba dictando una de sus cátedras de la materia neuromorfofisiología y notó que para sus estudiantes era muy difícil aprender, únicamente mediante una clase magistral las diferentes estructuras del sistema nervioso.

Por lo que, decidió llevar material para colorear, con el fin de lograr que, a través de un acercamiento distinto, sus estudiantes perdieran el miedo y lograrán retener el conocimiento de manera distinta, la estrategia tuvo buenos resultados, así que tomo la decisión de implementarla en sus pacientes, personas con patologías neurológicas y enfermedades huérfanas.

De acuerdo con Karen, su deseo era que estas estrategias de enseñanza no se limitarán únicamente a sus estudiantes, sino que pudieran ser conocidas por toda la población y en especial, la población con discapacidad en la que dichos métodos podrían facilitar y favorecer un mejor aprendizaje, no solo de conocimientos generales, sino también de sus propias enfermedades lo que los ayudaría a entenderlas y asimilarlas con mayor facilidad.

Sin embargo, Karen no puso en marcha su emprendimiento, sino hasta después de pasar por una fuerte depresión, momento en el que tuvo tiempo para darle forma a su editorial, cuya idea de logo, que es un perro, surgió gracias a este periodo, puesto que fue su perro Tequila, quien le sirvió como herramienta de rehabilitación.

Finalmente, luego de superar esta etapa de su vida, la fisioterapeuta se acercó a una editorial en busca de apoyo para hacer realidad su idea de material didáctico para población con discapacidad, sin embargo, se encontró con que debido a la cantidad de materiales y de trabajo que requieren estas herramientas de aprendizaje, no eran rentables para las editoriales, por lo que la rechazaban, fue entonces cuando Karen decidió crear su propia editorial.

Para ello, recibió ayuda de Carlos, quién ilustró el libro de mándalas, cuyas formas son de los distintos órganos del sistema nervioso, y que trae además información acerca de cada órgano y una serie de características especiales, para así poder ser utilizados por personas son discapacidad.

Adicionalmente, la pareja espera lanzar su libro de mándalas en formato braille, para personas con discapacidad visual y formato audiovisual para población sorda, y poder ampliar la oferta de su editorial a través de los libros ‘Colombialandia’, un libro con el que se pretende acercar el conocimiento de la biodiversidad nacional a la población con discapacidad y » Música para sordos«, dónde a través de la escritura braille, la población sorda podrá hacerse una idea de que es escuchar música.

Alejandra Ríos-Periodista Suba Alternativa

Millonarios venció a Júnior y es campeón de la copa betplay dimayor 2022
By Samantha Herrera

Related Posts