Logo2_PNG-252x300.png
Logo2_PNG-252x300.png
| 323 519 6383 | 322 357 4558 | 322 357 3301 | 931 2906 | subaalternativa@gmail.com

A pesar de las dificultades por las que atraviesa la ciudadanía cuando se avanza en la reactivación económica, también se avanza en la reapertura de las iglesias y parroquias de la ciudad, como mecanismo para la búsqueda de alivio de los feligreses que les permita mantener el ánimo y optimismo.

En este sentido, en la localidad de Suba, las iglesias vienen adelantando gradualmente la reapertura de las parroquias, previo el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, así los señaló Ilbar Castellanos, párroco de la iglesia Jesucristo Camino Verdad y Vida ubicado en el barrio Villa María.

Según el prelado, la arquidiócesis está obligada a defender y proteger la vida y poner de manifiesto que debemos cuidarnos para cuidar de los demás, y aunque “dura es la ley, pero es la ley” y hay que cumplirla, por ello la iglesia considerando la vida como lo primordial y por eso se viene cumpliendo con el control del aforo para solo 50 personas en cada parroquia, independientemente de su tamaño.

De igual manera se viene trabajando en guardar el respectivo distanciamiento social, el uso del tapabocas y la aplicación y cumplimiento de todas las medidas correspondientes como lo solicitan las autoridades del distrito, el ministerio del interior, las ARL, etc., para que den la respectiva autorización, incluyendo la toma de la temperatura, la desinfección de los zapatos y el registro y control de los fieles que ingresan a las parroquias con previa inscripción.

Finalmente, el sacerdote Castellanos, señaló que especialmente a las personas, adultos mayores, que suelen concurrir con mayor frecuencia a las iglesias, se les pide hacer su inscripción previa para acercarse a la parroquia y participar en las actividades religiosas.

En ese sentido recomendó: 1. Realizar inscripción previa para participar de la eucaristía, 2. Asistir con el tapabocas, 3. Que los fieles se dirijan de su casa al templo directamente sin paradas por el camino, 4. Al llegar a la parroquia, hacer el registro, 5. Permitir que se les tome la temperatura, 6. Desinfectar los zapatos al ingresar al templo, 7. Desinfectar las manos, 8. Aceptar ubicarse en el lugar señalizado que se les indique, 8. De igual manera, durante el servicio religioso, no estrecharse las manos, 9. Recibir la hostia en la mano para evitar el contagio y 10. Finalmente, evitar los tumultos y aglomeraciones tanto al ingresar como al regresar a sus casas.