Entérate cómo avanzan las obras de conexión entre calles 170 y 183 en Bogotá

Entérate cómo avanzan las obras de conexión entre calles 170 y 183 en Bogotá

Alrededor de 51.000 habitantes de la localidad de Suba se benefician con la construcción de la prolongación de la avenida Boyacá entre calles 170 y 183, que ayudará a mejorar la movilidad  tanto de la Autopista Norte como de la calle 170, calle 183 y carrera Séptima. 

Este proyecto, que entró en fase de construcción hace cinco meses, lleva un porcentaje de ejecución de 17,61% y ha generado 219 empleos directos, en su mayoría mano de obra no calificada de las localidades de Suba y Usaquén. Para los próximos meses se tiene prevista la vinculación directa de otras 283 personas.  

Según cálculos del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la obra genera adicionalmente unos 541 empleos indirectos que benefician tanto a personas del sector como a trabajadores que llegan de otras partes de la ciudad. 

El director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, informó que en este momento se avanza en la construcción de las redes de alcantarillado pluvial y sanitario y de las calzadas centrales, tanto occidental como oriental, que permitirán abrir un tramo de la vía en el segundo trimestre del próximo año.  

Así se mejorará la movilidad para las y los usuarios de la Autopista Norte y la calle 170, entre otras vías. 

Este proyecto tendrá una longitud aproximada de 1,3 km, y estará compuesta por cuatro calzadas con dos carriles por cada una, una ciclorruta bidireccional en el separador central y andenes en ambos costados de la vía, para un ancho total de 60 metros. Asimismo, la nueva vía incluirá cuatro pasos peatonales semaforizados. 

Uno de los grandes aportes de esta obra es la intersección que conectará la calle 183, desde la avenida Boyacá hasta la Autopista Norte, donde ya se pueden ver las estructuras de concreto y los trabajos de densificación del terreno.  

Para la cimentación de los box culvert (pasos sobre fuentes de agua) se hicieron pilotes pre excavados de 20 y 30 metros de profundidad. 

Igualmente, se están renovando las redes de acueducto, que fueron construidas en asbesto cemento, para dejarlas en PVC de ocho pulgadas, lo cual beneficiará a los habitantes del sector. 

La inversión total estimada para esta obra es de $76.784 millones, incluyendo la interventoría, y su entrega final está prevista para agosto del 2023.  

Vale la pena destacar que este tramo tendrá espacio público por primera vez, con la debida señalización, rampas de acceso y losetas podotáctiles para el disfrute de todas las personas de manera equitativa.  

Con la construcción de este proyecto, se dará al servicio de la ciudadanía la totalidad de la avenida San Antonio, que permitirá comunicar la carrera Séptima con la actual Avenida Boyacá mediante una vía de dos calzadas con tres carriles por sentido. 

Fuente: Alcaldía Mayor de Bogotá

By Samantha Herrera

Related Posts