Desmantelada imprenta de falsificación de moneda nacional y extranjera

Desmantelada imprenta de falsificación de moneda nacional y extranjera

En pleno inicio de la temporada de Navidad y fin y comienzo de año, en la que se fortalece la reactivación económica, se multiplican las compras en establecimientos comerciales e Internet y muchos colombianos reciben el pago de
la prima salarial, la Policía Nacional despliega sus capacidades en las calles y en el mundo virtual para evitar que los ciudadanos terminen siendo víctimas de criminales y ciberdelincuentes.

En medio de estas acciones contundentes, que entre otros objetivos buscan prevenir a los colombianos sobre estafas que se registran con dinero falsificado, se adelantó la operación ‘San Cayetano’: tras diligencias de registro y allanamiento, la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y la Agencia del Servicio Secreto de los Estados Unidos, fue desmantelada una imprenta de falsificación de moneda nacional y extranjera en el área metropolitana de Cúcuta.

En esta misma acción, realizada en la vereda San Isidro del municipio de San Cayetano (Norte de Santander) fue capturado en flagrancia el presunto responsable por tráfico de moneda falsificada, a quien se le encontró en su poder dinero falso, elementos y la maquinaria utilizada para su fabricación.

Comercialización en Venezuela y Centroamérica

Gracias a la oportuna información de la ciudadanía, que alertó sobre la presunta actividad ilícita de elaboración y distribución de moneda falsa, investigadores de la DIJIN realizaron una exhaustiva investigación que permitió la ubicación de la imprenta, que la comercializaba en Venezuela y Centroamérica.

Durante el procedimiento se realizó la incautación de 622.800 dólares americanos falsos, más de 116 millones de pesos colombianos falsos, tres máquinas destinadas para la falsificación de moneda avaluadas en cerca de 30 millones de pesos y una pistola.

En relación con el hombre capturado, los investigadores pudieron establecer que tenía una empresa independiente legalmente constituida, con la que hacía trabajos de imprenta para empresas públicas y privadas, pero que al mismo tiempo le servía como fachada para tratar de ocultar sus actividades ilegales.

Su modus operandi consistía en fabricar el dinero falso solamente por pedidos que hacían los diferentes grupos criminales de Centroamérica y Venezuela para supuestos pagos en efectivo de otras acciones ilícitas de dichas estructuras delictivas. Utilizaba sellos de los bancos para darle mayor credibilidad al dinero que detalladamente elaboraba imitando todos y cada uno de los elementos de seguridad de los billetes nacionales y extranjeros. Según las indagaciones, estos grupos criminales le pagaban 45 mil pesos colombianos por cada billete de 100 dólares que
fabricaba y alrededor de 20 mil pesos por cada billete de 50 mil pesos colombianos.

El capturado fue presentado por la Fiscalía General de la Nación ante un juez de control de garantías, quien, en audiencia, legalizó su captura y llevó a cabo la imputación de cargos por los delitos de tráfico, elaboración y tenencia de elementos destinados a la falsificación de moneda y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. Así mismo, le fue impuesta medida preventiva en establecimiento carcelario.

Con el desmantelamiento de esta fábrica de moneda falsa nacional y extranjera se logra desestabilizar la cadena criminal, afectando su capacidad financiera, lo que genera una ruptura en la fabricación, calidad, envío, comercialización, mantenimiento de la maquinaria y el pago a los integrantes que hacen parte de estas estructuras delincuenciales.

Es importante alertar a la opinión pública que en época de Navidad pueden presentarse fraudes por compra y venta de dinero falsificado; por tal motivo se recomienda a la comunidad que en caso de viajar y tener la necesidad de comprar moneda extranjera, acuda a lugares reconocidos y no dejarse llevar por ofrecimientos donde se ofrezca un menor valor del establecido en el mercado. Posiblemente puede caer en una estafa.

By Aura Nelly Díaz

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: