Aumenta en época de pandemia el consumo de drogas de menores en Suba

Aumenta en época de pandemia el consumo de drogas de menores en Suba

En la localidad de Suba, al noroccidente de Bogotá zona gavilanes, aumentó el drama de centenares de familias que ven como sus hijos, que no superan los 12 años, ya consumen drogas, especialmente marihuana en esta época tan fuerte como es la pandemia. Gloria Quintero, habitante del barrio La Gaitana, le contó a la Emisora Suba Alternativa lo que ve todos los días: menores de edad consumiendo alucinógenos en barrios del sector gavilanes.

«Son peladitos, niños que todavía ni saben cómo agarrar un cigarrillo. Se ven niños entre 8 y 9 años que son inducidos a consumir droga por jóvenes de mayor edad. Barrios como Berlín, Bilbao, Santa Cecilia, Caminos de Esperanza, Fontanar del Río, Villa Cindy, Lisboa, San Pedro de Tibabuyes y San Carlos de Tibabuyes se está contaminado por ‘ollas’ de vicio», aseguró la señora Gloria, quien además, padece este drama con su hijo de 15 años, cuando se enteró que es adicto a la marihuana y otras sustancias.

«El problema mío es que no me di cuenta temprano y ahora eso está avanzado. En muchos colegios y parques de estos sectores, uno se da cuenta de los expendedores de droga, y ahí están después de las seis de la tarde vendiendo drogas», afirmó la señora Quintero.

Los efectos económicos derivados de la COVID-19 han golpeado con especial a la juventud subana ya que algunas familias han perdido sus empleos. El gran reto que afronta nuestro país es incorporar a los jóvenes al mercado laboral.

En ese sentido, la situación está pasando factura al bienestar emocional de estos hogares. Los niveles de estrés, la falta de empleo y los problemas de convivencia han aumentado donde esto genera que los jóvenes tomen otras decisiones en la vida como es el consumo de estupefacientes debido a la situación económica de cada familia en estos sector de pobreza en Suba.

Además, el nivel de organización de los ‘jíbaros’ en Suba, según nuestra oyente de la localidad, también vincula a los niños para traficar drogas, porque en «todos los colegios nos han manifestado en reuniones virtuales con rectores, que es un hecho este problema, a parte de la violencia. Los menores son utilizados por los traficantes para que sean encargados de mover la droga en colegios y parques, teniendo en cuenta que los procedimientos con ellos son más complicados», afirmó la señora.

En Suba la gente exige más presencia de la Policía, entidades como ICBF, Secretaria de Integración Social, Idipron otras entidades sociales para mitigar estos problemas en la comunidad.

Mientras las autoridades aseguran que, aunque a diario se realizan controles para disminuir la venta y el consumo de drogas en la localidad, el problema se agudiza por el elevado porcentaje de población flotante, como extranjeros, zorreros’ o recicladores, que según la misma comunidad, ayudan con el tráfico de estupefacientes.

 

By Wilson Castiblanco

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: